Más peligroso de lo que nunca hubiera pensado

El dar el pecho no es una protección contra el cancer de mamá, los agentes que lo provocan sencillamente pasan a nuestros hijos.
El 85% de los niños tienen agentes plásticos perjudiciales para la salud en su orina.

Existen una gran cantidad de químicos a nuestro alrededor que estudios como este han demostrado lo sumamente peligrosos que son para nuestra salud. Estos agentes químicos se encuentran en ambases de plástico, biberones, botellas de agua, latas, papel reciclado, portéis dentales, etc.

Y se acumulan a lo largo de nuestra vida en las sustancias adiposas de nuestro cuerpo, en especial en los senos de las mujeres pudiendo producir cáncer.

Es sorprendente, según este estudio publica, la gran cantidad de cosas a nuestro alrededor que llevan estas sustancias. Siendo además más sorprendente aun, que aquello que se suele decir “que dar de mamar pecho nos protege del factor cancerígeno” tenga una explicación tan dramática. Ya que realmente lo que ocurre es que estas sustancias se quedan en la materia grasa de los senos, y cuando damos de mamar se limpia esta grasa y es pasada a nuestros hijos a través de la leche. De esta forma el primer hijo se lleva el 95% de estas sustancias al ser amamantado, al igual que las ingiere si toma biberón.

Estas sustancias también se quedan en la placenta y el 85% de los niños de 10 años presentan estas sustancias en sus orinas.

(Esto y mucho más encontrarás en este video).

Todo esto, es un aval más de lo mucho que tenemos que cambiar en nuestros hábitos de consumo, alejando lo máximo posible estas sustancias relacionadas con nuestra alimentación, utilizando los menos envases posibles que contaminen nuestra agua y tomando agua no contaminada por estas sustancias.

 

Para ello nosotros te presentamos algunas posibilidades efectivas en tu hogar, y te invitamos a que si sueles beber agua embotellada en tu domicilio, contactes con nosotros.

Te ayudaremos a encontrar una solución más ecológica, más económica y más saludable para tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *